Escribir grimdark. Mundos de sangre, sufrimiento y sexo.

¿Cuando se empezó a escribir grimdark?

Mucha gente que quiere escribir grimdark cree que este subgénero es relativamente nuevo. Sin embargo, la única novedad es el término en sí. Desde hace mucho tiempo, puede que incluso siglos, siempre hemos contado historias oscuras donde los personajes sufren, se apartan de la moralidad o exploran un mundo decadente que amenaza con engullirlos. Escribir grimdark no es más que una postura emocional: la noción de que el mundo está corrompido y probablemente no tenga salvación; la idea de que no existen ni buenos ni malos, sino personas con necesidades, objetivos y deseos. ¿Cómo va a ser eso algo nuevo? ¡Si ese tipo de historias han estado presentes en nuestra ficción desde hace siglos! Lo único que han hecho ha sido ponerle una etiqueta.

Si echamos un vistazo a las diferentes mitologías podemos ver ciertos elementos propios del grimdark. Cualquiera que conozca la mitología nórdica recordará la obsesión de esta cultura por el derramamiento de sangre y el sufrimiento de sus héroes. En la mitología grecorromana, los dioses creadores se presentan también como seres con necesidades y ansias humanas que a menudo se apartan de la moralidad para buscar saciar sus impulsos.

Aunque estas historias tienen relación directa con el género, podría decirse que el origen de este tipo de ficción tal y como lo conocemos hoy se encuentra en las obras de Robert Ervin Howard y Fritz Lieber. 

El primero es el padre de personajes como Conan y Solomon Kane. Aunque sus historias se consideran aventuras de espada y brujería sobre personajes con un férreo trasfondo moral, todas tienen ciertas cosas en común. Sus protagonistas tienen defectos y solucionan casi todos sus problemas con violencia desmedida.

Fafhrd y el ratonero gris de Fritz Lieber son otro ejemplo perfecto de grimdark. Esta ficción está protagonizada por un asesino y un bárbaro que intentan sobrevivir en un mundo despiadado decidido a matarlos. En el camino, se producen muchas matanzas y cualquier intento de encontrar la moralidad es inútil cuando los hechiceros y cosas peores se cruzan en numerosas ocasiones con los héroes. 

¿Pero qué es el grimdark?

El grimdark es un subgénero de la fantasía que gira en torno a historias de ambientación sombría (en inglés grim, en cuanto a las escenas planteadas y su worldbuilding) y oscuras (en inglés dark, en lo que al estilo y la caracterización se refiere). A pesar de estar emplazadas en mundos fantásticos, estas narraciones buscan ofrecer una visión realista de la existencia. Sus personajes viven situaciones crueles, su mundo es injusto e inclemente y el derramamiento de sangre y la matanza son constantes. 

Una forma fácil de entender la diferencia entre escribir grimdark y alta fantasía es comparar los hermosos y bucólicos paisajes del Señor de los Anillos de Tolkien, como la divertida Comarca y los majestuosos bosques de Lothlorien, con los paisajes brutales y ásperos del norte de Canción de Fuego y Hielo. Podemos pensar en las escenas por las que tiene que pasar Daenerys a lo largo de la narración. ¿Verdad que eres incapaz de imaginarte a Galadriel en esas situaciones?

Existe la creencia de que el término grimdark en sí mismo se deriva del popular juego de mesa Warhammer 40.000 y su lema: En la siniestra oscuridad del futuro lejano solo hay guerra (del inglés: in the grim darkness of the far future there is only war). Básicamente, el grimdark es una conceptualización de un mundo en el que no hay lugar para la esperanza ni el buenrrollismo. La vida es una perra que intentará por todos sus medios pisotear a los personajes, hacerlos sufrir. Pero ellos no se quedarán quietos, sino que harán lo que tengan que hacer para salir adelante. 

¿Por qué leer grimdark?

Puede que presenten situaciones demasiado duras, pero las ficciones grimdark también incluyen narrativas mucho más realistas que la alta fantasía tradicional, por lo que es mucho más fácil empatizar con sus personajes. Las penalidades que sufren los protagonistas y los giros crueles que a menudo destruyen sus esperanzas reflejan mucho más nuestra propia existencia que las historias más épicas y heroicas. 

Al escribir grimdark , los autores desarrollan personajes más humanos y realistas, llenos de defectos, miedos y rabia en respuesta al mundo implacable en el que viven. Este hecho genera algunos arcos y narraciones muy interesantes y consigue librarse de otras restricciones temáticas más propias de otros subgéneros de la fantasía. En estas historias, no hay buenos ni malos, sino personas reales que se enfrentan a otras personas reales con objetivos diferentes. En la alta fantasía, es fácil ponerse del lado del héroe. Todos podemos imaginarnos como miembros de la Compañía del anillo en dirección al Monte del Destino. ¿Pero es tan fácil elegir bando en Westeros? 

El grimdark , por lo tanto, es un gran filón para tus historias, porque te permiten explorar aspectos fantásticos desde una perspectiva realista (aunque en ocasiones demasiado pesimista) que hagan que tus lectores sufran y disfruten a partes iguales con la existencia llena de sufrimiento de tus personajes. 

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Whatsapp
Whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *