Malos hábitos de los escritores noveles

Lo primero que necesitamos hacer para convertirnos en escritor es comportarnos como tal. Los escritores noveles suelen caer en una serie de malos hábitos que deben evitarse para convertirse en un escritor de calidad. A continuación, enumeraré estos malos hábitos, pues para aprender qué debemos hacer, lo primero es aprender qué no debemos hacer.

1. Escribir sin un esquema previo

Puede que te definas a ti mismo como un escritor brújula. Te gusta la emoción de encontrarte frente a una página en blanco y escribir lo primero que te pase por la cabeza. Aunque este proceso creativo es excelente, lo más seguro es que tu historia se llene de incoherencias, repeticiones y fallos que podrían haberse evitado con un poco de planificación. Intenta esbozar los momentos más importantes de tu historia y llevar un registro de los arcos de tus personajes. Recuerda que no necesitas demasiado detalle, pero unas notas bien organizadas pueden ser un gran salvavidas que te ayude a aumentar la calidad de tu obra.

2. Párrafos demasiado largos

Si tus párrafos son demasiado largos, tu lector se perderá, o puede que leer tu texto se haga demasiado tedioso. Lo más recomendable es agrupar tus textos en párrafos que unifiquen tus oraciones según la idea que desarrollan. 

Dentro de los malos hábitos de los escritores noveles se incluye la costumbre de desatender la coherencia y la cohesión de sus textos. Para mejorar este aspecto, acostúmbrate a analizar la relación entre las ideas incluidas en tus párrafos y usa conectores para guiar a tu lector.

3. Descuidar tus textos

¿Leerías un libro con páginas plagadas de errores? Tus lectores tampoco. Tómate tu tiempo para revisar lo que escribes y echa un vistazo a los aspectos formales, estilísticos y textuales de tu composición. Consulta recursos como el Diccionario Panhispánico de Dudas o comparte tus composiciones con lectores beta para mejorar poco a poco como escritor. Debes cuidar tu calidad literaria y mejorar cada día para alcanzar tus objetivos y huir de los malos hábitos literarios.

4. Expresarte con poca precisión y mucha ambigüedad

Si tus frases no son claras, quienes las lean se sentirán frustrados. Y si se sienten frustrados, no seguirán leyendo tu texto. A veces lo que escribimos suena bien en nuestra cabeza porque estamos usando información intertextual para la comprensión que mu posiblemente nuestros lectores no tengan. Intenta que tus oraciones sean ágiles y fáciles de entender. Utiliza un lenguaje directo, claro y huye de los dobles sentidos.

5. Un inicio sin gancho

El primer párrafo de tu obra es tu carta de presentación. Seamos sinceros, si las primeras líneas de tu libro no llaman la atención demasiado, probablemente el lector no seguirá leyendo. Intenta que este párrafo presente la premisa de tu historia, que enganche a quienes posen sus ojos sobre él y quieran saber más acerca de lo que quieres contarles.

6. Una voz narrativa poco llamativa

Ya hemos hablado con anterioridad de la importancia de utilizar una voz narrativa interesante sobre la que se sustente la historia. Uno de los malos hábitos propios de los escritores noveles es escribir sin plantearse la calidad de su voz narrativa, o utilizando una voz narrativa poco consistente. Cuida este aspecto de tus historias y practica todo lo que puedas para encontrar una voz narrativa atractiva que se adecúe a las ficciones que quieres contar.

7. No tener en cuenta a tu público

Es cierto que escribimos para nosotros mismos, para divertirnos mientras vamos componiendo una historia que queremos contar. Pero llegará el momento en el que probablemente quieras que alguien te lea. Si además quieres escribir una historia con intenciones comerciales, tendrás todavía más razones para pensar en qué quieren tus lectores. Ten en cuenta que la mayoría tiene una serie de ideas preconcebidas sobre los géneros que les gustan. Por supuesto, si les tiras a la cara un volumen lleno de clichés y refritos, los perderás para siempre. Pero si no cumples con ciertas expectativas, tampoco saldrás muy bien parado. Debes encontrar el punto medio entre canon y originalidad.

8. Expresiones pedantes o demasiado complejas

Está genial que te creas una persona muy cultivada y con un vocabulario amplísimo, pero seamos claros: estás escribiendo un libro, no en un concurso. En muchas ocasiones, utilizar palabras como «barbián» o «amover» te puede parecer bastante tentador, pero francamente, no es una buena idea. Pocos lectores conocerán estos vocablos, lo que puede sacarlos de la historia rápidamente.

9. Carecer de una rutina de escritura

En nuestros consejos para vencer a la página en blanco, hablábamos de la importancia de tener una rutina de escritura para despertar al dragón de la creatividad en tu interior. Establecer un horario para tu actividad literaria es esencial, ya que si quieres ser un escritor, debes dedicarle parte de tus días a la actividad.

 Prueba a escribir en diferentes momentos del día y comprobarás a qué hora se pasa la musa por tu cabecita. Entonces sabrás cómo encajar la literatura en tu día a día.

10. Rodearte de distracciones

Hoy en día es importante estar conectado, pero cuando escribes, debes escapar del mundo real y zambullirte de lleno en el universo de tu creación. Las notificaciones de las redes sociales, las llamadas de teléfono o la tele de fondo pueden pugnar por arrastrarte de vuelta a la realidad. Intenta desconectar de todo, tu rato de escritura es para ti y solo para ti. Aléjate de todo y disfruta de la experiencia de vivir mil aventuras a través de tus personajes.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Whatsapp
Whatsapp

1 thought on “Malos hábitos de los escritores noveles

  1. Sinjania says:

    Muy buen post! Yo también creo que quizá estos son algunos de los principales malos hábitos que llevan a cabo muchos escritores principiantes, destacando el de «Expresarte con poca precisión y mucha ambigüedad», quizá este sea uno de los más comunes. Me gustaría dejar un post de nuestro blog en el cual también hablamos sobre 5 malos hábitos que perjudican a los escritores (un poco más generales), creo que puede ser información interesante para compaginar con este artículo. Espero que te guste!
    https://www.sinjania.com/habitos-que-perjudican-tu-carrera-de-escritor/

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *